Páginas

El único sobreviviente de las fuerzas de Pancho Villa dice que volvería a las armas


El último villista vivo, Juan Carlos Caballero Vega, que fue chófer del revolucionario mexicano Francisco "Pancho" Villa (1878-1923), aseguró hoy en su cumpleaños número 109 que "volvería a tomar las armas" ante tanta injusticia que existe actualmente en México. "Espero que Dios me permita llegar al centenario de la Revolución Mexicana", dijo Caballero durante el festejo en el asilo de ancianos donde se encuentra en el municipio de Guadalupe, en la zona metropolitana de Monterrey, capital del estado de Nuevo León.

Francisco Villa, cuyo nombre real era Doroteo Arango, fue uno de los principales generales de la Revolución mexicana (1910-1917), primero contra las tropas de Porfirio Díaz y después al frente de la División del norte contra Victoriano Huerta, quien usurpó el poder en 1913, tras mandar asesinar al presidente Francisco I. Madero.

El longevo revolucionario afirmó que la desigualdad social y las injusticias que vive el país están creando las condiciones para un nuevo levantamiento armado contra el Gobierno.

"Si eso ocurre, me volvería a levantar en armas por esa causa", afirmó Caballero, quien recibe una pensión de 1.600 pesos (unos 120 dólares) mensuales por ser un "veterano de la Revolución".

"Si hay necesidad (de una nueva Revolución), ahí estaremos. Si Dios nos concede vida le entramos", enfatizó el ex conductor.

"Cuando me uní a las fuerzas del general Francisco Villa, nosotros no éramos pobres, mi familia tenía varias propiedades", recordó Caballero Vega.

Juan Carlos Caballero aseguró que se sumó a las filas de la División de Norte que encabezaba Villa para ayudar a los "fregados" (pobres) por el Gobierno.

"Pancho Villa todo el tiempo se preocupaba por ayudar a los pobres, siempre les daba dinero", aseguró el antiguo conductor del general.

Contó que cuando le solicitó a Francisco Villa quedarse en el estado de Chihuahua porque había soñado a su madre muerta, el general le dio un puñado de centenarios (monedas de oro), que se los entregó a su familia.

Aseguró que estuvo como dos años y medio como chófer de Pancho Villa y entre otras batallas le tocó participar en la invasión al poblado estadounidense de Columbus (Nuevo México).

"Éramos como 300 ó 400 dorados (soldados), y fuimos varias veces a conseguir parque (balas) y armamento", recordó el villista.

Mencionó que una de las causas por las que Pancho Villa invadió el poblado, el 16 de marzo de 1916, fue que le habían engañado al venderle unas cajas de parque con balas de salva. "Eso nos orilló a vengarnos", recordó Caballero.

Agregó que cuando asesinaron al general Villa, él ya había dejado de ser su chófer.

Villa es uno de los personajes revolucionarios más populares en México, sobre el que se han creado numerosas historias y mitos, y su vida ha sido reseñada en numerosas biografías y películas que destacan su carácter militar.

El general fue derrotado por sus antiguos compañeros de armas del ejército constitucionalista de Venustiano Carranza, el cual, al mando de Álvaro Obregón, acabó con el mito de la División del norte en la batalla de Celaya, en el estado de Guanajuato, en 1915.

Villa murió asesinado en una emboscada el 20 de julio de 1923 en la población de Parral, en el norteño estado de Chihuahua, varios años después de que se había retirado de la lucha armada.

Fuente

3 comentarios:

CRUDO dijo...

109 añosss, madreees, shh ta pesado, yo apenas ando el los 30 y ya no aguanto

noveldaytantos dijo...

Las armas ya no le van a ser necesarias. Con un orejazo hace descarrilar un tren.

Danzarina dijo...

Gracias por el link, ha quedado precioso,
!eres un artista!. Un saludo.

Publicar un comentario

Dejanos un comentario sobre la noticia.

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t   :v

 
 
 

Deja aquí tu mensaje...

Top 10 comentaristas

Seguidores

 
Using Xclear Theme | Bloggerized by Themescook